viernes, 12 de julio de 2013

PERFILES


Sara Gómez Martínez
Jaén


"Creo recordar que fue a los diecisiete años cuando empezó a apasionarme la literatura, en clase de lengua. Fue mi profesor que con los ejercicios que nos mandaba- como por ejemplo- crear una historia e inventar personajes, fue lo que suscitó en mí la pasión por la escritura. Mi madre me contó una vez que cuando yo era pequeña me quedaba mirando anonadada los estantes de libros y cuadernos. Así que creo que desde un modo u otro, la literatura siempre ha estado en mi vida.

Con el paso del tiempo comencé a escribir poesía, relatos y cuentos. Gané un concurso de micro relatos en el año dos mil nueve. He participado en dos talleres de escritura. Uno de ellos fue en la biblioteca pública de Jaén, impartido por la asociación literaria Lapislázuli ; el otro taller fue online, cuyos profesores fueron los escritores: Carmen Posadas y Gervasio Posadas. En dos mil doce escribí mi primer libro (Aún no está publicado)

Actualmente escribo relatos y tengo un blog dónde los publico. También participo  en otro blog que versa sobre erotismo. Ahora participo en un taller literario llamado “ Café de palabras” lo cual he de decir que me siento muy orgullosa y feliz. El compañerismo es estimable y compartimos esa maravillosa pasión hacia la escritura. Nos apoyamos mutuamente y opinamos sobre lo que escribimos.

Aún estoy como quién dice (subiendo peldaños) y espero con todo mi corazón escribir durante el resto de mi vida."



CORAZÓN DE ACEITUNA



Solo se oye susurrar al viento. Los campos de cosecha son mi hogar y me regalan las caricias anheladas que trae la brisa del norte. Las montañas que dibujan el horizonte esconden un mundo que desearía descubrir. Soy un palo de madera, vestida con harapos viejos y ajados, y un sombrero de paja. Tengo el don de sentir todo lo que me rodea. Fue ella quien me creó: Dorothy, ella, mi ángel, mi Dios. Una preciosa chiquilla que tiene estrellas dentro de los ojos. Sus manos a veces acarician mi piel de madera. Su padre, un hombre enjuto, es un saco de huesos y me clavó en este terreno insípido.

Unas cortinas blancas y lisas sopladas por el viento revolotean como alas de pájaro. Tras la ventana está ella, probablemente soñando la vida que anhelo. El padre de Dorothy ara la tierra con el tractor. Parece cansado, se sienta a mi lado, huele a tabaco y a trigo, y casi puedo oír el fuerte latido de su corazón. Envidio el motor tan maravilloso y esencial que late dentro de él. Me gustaría tener uno. Él me mira, se relame los labios secos y se despide diciendo: hasta pronto amigo.


Observo los mirlos reposando sobre las tejas rojas de la casa. Todos los días, Dorothy juega a mi lado. Se sienta con sus rodillas huesudas y me cuenta lo triste que está. Solo la escucho porque no tengo boca para contestarle. Tan solo poseo estos dos ojos que son botones y la miran con adoración. A veces, el viento del oeste trae consigo arranques de furia y me tambaleará.


Creceré algún día y seré una montaña de madera partida. Tampoco puedo llorar, reír, hablar... ni puedo acariciar las sonrosadas mejillas de Dorothy.
No puedo correr, ni conocer la libertad más allá de aquellas montañas. Pero me conformo con ver transcurrir el tiempo, oír como trinan los pájaros y encuentran apoyo en mis hombros. Veo a Dorothy viniendo hacía mi para hacerme compañía y darle vida a este corazón que es tan solo una aceituna arrugada que colocó ella bajo mi ropa para que así pareciese que yo tenía ese trozo de vida.


                          Sara Gómez Martínez 

Más relatos y cuentos en el Blog 'Sueños de papel'  

5 comentarios:

  1. Cada texto es un pedacito de ti, este tiene el encanto y la dulzura con las que nos regalas cada día. Un placer compartir contigo en esta asociación de palabras.
    Un abrazo Sara.

    ResponderEliminar
  2. Decir que me gustó es poco... ¡como aprendo con tus textos!. Enhorabuena y, como dicen San, un placer formar parte de esta Asociación con gente como tú. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Un bonito y tierno relato Sara, me gusta esa frescura con la que escribes.

    Para mí también es un placer compartir tenerte, entre nosotros/as.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. ¡Cómo te dejas llevar por la imaginación... cierras los ojos y te encuentras alli donde deseas y creas ambiente... precioso y entrañable!

    ResponderEliminar
  5. El placer es mío. Desde que estoy con vosotros me voy encontrando más a mí misma. Es un deleite haber conocido a artistas como vosotros. Un abrazo y un besazo.

    ResponderEliminar